A PARTIR DE AGOSTO, UN NUEVO DESAFÍO
 

A lo largo de 2014 y a partir del trabajo junto a FAMILY SERVICE TORONTO en el Programa MADURAR SIN ABUSO, el Board de Directores de ASHTOR  y el equipo de voluntarios y voluntarias de la organización, han acumulado conocimientos y experiencia y han tomado plena conciencia de la importancia de atender debidamente los casos de abuso, malos tratos o negligencia y poder dar una respuesta que también tenga en cuenta las situaciones de estrés vinculadas a las tareas de cuidados.

Dicha experiencia nos ha mostrado que para que nuestro Centro de Información, Referencia y Orientación cumpla cabalmente su cometido, es necesario sistematizar y profundizar la formación del equipo que lo lleva adelante e incorporar en él a personas con especialización profesional que lideren el proceso y aseguren el mejoramiento de resultados.

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
ANTECEDENTES PARA EL DIAGNOSTICO
 

El aumento de la población mayor a nivel global, propone un escenario pleno de desafíos y oportunidades. Específicamente en la ciudad de Toronto, el Censo (2011) evidenció que 680,945 personas eran mayores de 55 años, lo que representaba el 25% del total de la población de la ciudad. Para el año 2041, se estima que esta proporción alcanzará el 36%. Este aumento general tiene un correlato con el incremento de la población de personas mayores hispanas que residen en Toronto.
La mayor cantidad de personas de edad avanzada tiene implicancias sociales, de salud y económicas, entre otras y por lo tanto es imprescindible prepararse para nuevos escenarios y para las transformaciones que ya están aconteciendo a nuestro alrededor. Hoy más personas tienen la posibilidad de vivir más tiempo, pero aún es incierta la calidad de vida que experimentarán.
 
ASHTOR, a través de su programa CIRO ha acogido los requerimientos de la comunidad de personas mayores hispanas brindando información, referencia y orientación.

No obstante lo anterior, también es posible constatar que la disponibilidad de servicios especializados de habla hispana que acojan las necesidades de los seniors de esta comunidad es limitada en relación a los requerimientos.
Por otra parte, ASHTOR reconoce que es pertinente sistematizar la experiencia de CIRO y realizar los ajustes necesarios para acoger las necesidades emergentes del grupo de seniors a los que sirve y volcar en su provecho las oportunidades que se han presentado.